Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario y para lograr estadísticas de audiencia.
AceptoMe niego a aceptarPara saber más sobre el tema
en fr
en fr
Menu

Asegure el proceso de onboarding de sus clientes con la verificación de su identidad

sécurisez vos onboarding client

En un mundo cada vez más digital y con el uso intensivo de las nuevas tecnologías, la seguridad de las transacciones entre las empresas y sus clientes se ha vuelto fundamental. En este contexto se ha desarrollado la aplicación de los procesos de conocimiento del cliente (KYC). Su objetivo es verificar la identidad de un cliente y asegurarse de que éste es quien dice ser. Un proceso KYC responde así a la normativa vigente, cuyo objetivo principal es luchar contra la usurpación de identidad, el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Se aplica a todos los sectores de actividad, pero es especialmente relevante para las instituciones financieras y bancarias, así como para las compañías de seguros…

 

Cumplir plenamente los requisitos reglamentarios mediante la verificación de la identidad

En 2019, según el último informe del Banco Central Europeo (BCE), el valor total anual de las transacciones fraudulentas fue de 1.800 millones de euros al año. Por lo tanto, era imprescindible poner en marcha sistemas de seguridad adicionales para poder llevar a cabo acciones de venta o intercambio con confianza con el cliente. Por ello, la Comisión Europea decidió aplicar la 5ª Directiva ALD/CFT (contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo), que obliga a las entidades financieras a prevenir, detectar y notificar las actividades de blanqueo de capitales. Por lo tanto, es responsabilidad de estas instituciones financieras comprobar la identidad de sus clientes, a través de los procesos KYC, para asegurarse de que no están involucrados en transacciones sospechosas. Algunas autoridades financieras de Europa, como la ACPR en Francia, la BAFIN en Alemania o la KNF en Polonia, velan por el cumplimiento de esta normativa. 

La Comisión Europea pide que algunos sectores más vulnerables que otros al fraude apliquen este proceso de verificación de la identidad. Este es el caso, en particular, de las instituciones financieras, como los bancos, que son objetivos ideales para los ciberdelincuentes. Otros sectores, como los juegos de azar en línea o los contenidos para adultos, también están obligados a verificar la identidad de sus usuarios durante el proceso de incorporación. El objetivo es cumplir con las normas establecidas por las autoridades reguladoras nacionales, que prohíben el acceso de los menores de 18 años a estas plataformas. 

En los últimos años, la normativa se ha endurecido para hacer frente al aumento del fraude. Aparte de que algunos sectores no tienen más remedio que aplicarlo, existe una necesidad real de que las empresas verifiquen la identidad del cliente para asegurar los intercambios con sus clientes. Un buen proceso de KYC ofrece una sólida protección contra el fraude y, especialmente, contra la suplantación de identidad…

 

Combatir eficazmente el fraude y el robo de identidad

En 2020, el fraude de identidad representará más del 23% del coste total del fraude mundial, estimado en 56.000 millones de dólares, según un informe publicado por Javelin Strategy & Research. Frente a este fenómeno creciente, se ha desarrollado la implementación de soluciones de verificación de la identidad durante el proceso de onboarding del cliente, con el fin de establecer una relación de confianza con el cliente cuando éste se encuentra a distancia. El objetivo de esta etapa es asegurarse de que el cliente es quien dice ser detrás de la pantalla. Esto permite combatir eficazmente los intentos de robo de identidad y evitar así los costosos gastos asociados al fraude, que ascienden a 42.000 millones de dólares según el estudio de PwC.

Además del sector bancario y financiero, muchos otros sectores, como las telecomunicaciones, el transporte y la economía colaborativa, necesitan ahora este servicio. Cada vez realizan más comprobaciones de identidad durante la incorporación de los clientes. El reto para las empresas de telecomunicaciones es desplegar soluciones que les permitan desmaterializar todos sus actos y contratos, limitando al mismo tiempo el fraude en las suscripciones. Para combatir esta lacra, deben integrar servicios de verificación de la identidad tanto en el punto de venta como a distancia.

Otro ejemplo es el de la SNCF en Francia (una empresa de transportes), que quería comprobar la edad de sus usuarios cuando se inscribían en un abono dedicado a los menores de 27 años. La implantación de este servicio de verificación de la identidad, integrado en el proceso de onboarding, garantiza que el cliente tiene la edad requerida para beneficiarse de una oferta, gracias a la comprobación de la fecha de nacimiento en el documento que se verifica. 

El mercado de la economía colaborativa también está muy afectado por el fraude en la suscripción. Las empresas que intercambian servicios entre particulares, como «Emprunte Mon Toutou» (servicio de cuidado de perros), deben poder verificar y confirmar la identidad de cada usuario para garantizar la confianza mutua. 

El fraude documental cuesta a la economía mundial miles de millones de dólares cada año. Con Internet y el registro de clientes a distancia, ha aumentado constantemente y muchas empresas deben estar atentas. El usuario, por su parte, necesita ahora sentirse seguro en el proceso de incorporación del cliente a distancia para completar la transacción.

 

sécurisez vos onboarding client

 

Combine la experiencia del cliente y la verificación de la identidad para mejorar sus tasas de conversión

La fase inicial del viaje del cliente comienza con el proceso de incorporación. Las empresas reconocen que prestar atención a este punto de partida es una necesidad para iniciar la relación empresa/cliente. Según un estudio de PWC, la experiencia del cliente se ha convertido en un factor importante en las decisiones de compra para el 73% de las personas en todo el mundo. Junto con la verificación de la identidad, ayuda a aumentar la confianza en las transacciones, especialmente cuando éstas se realizan a distancia. 

Verificar los datos proporcionando métodos seguros contra la suplantación de identidad, como el reconocimiento facial que compara el vídeo del usuario en tiempo real con la imagen de su documento de identidad, tranquiliza al usuario. El proceso de onboarding del cliente debe ser eficiente. Los estudios han demostrado que el 40% de los clientes que han iniciado la incorporación no completan su solicitud debido a los complejos obstáculos manuales del proceso. El uso de servicios como la detección automática de documentos permite un proceso de CSC digitalizado, proporcionando un servicio más instantáneo, fluido y sencillo a los usuarios. Con este nivel de confianza establecido, el cliente está más comprometido y es más fiel a la empresa a la que solicita los servicios. Este proceso de KYC debe acoger al cliente de la mejor manera posible, cumpliendo con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR). 

Al principio, la verificación de la identidad puede considerarse un paso más en el proceso de incorporación, pero en última instancia es necesaria para que la empresa optimice y añada valor a su servicio.

 

Con el fin de proporcionar la confianza necesaria para entablar una relación con el cliente, el proceso de Conozca a su Cliente (KYC) permite verificar la identidad de los usuarios de un servicio con el objetivo de luchar contra el fraude documental y el blanqueo de dinero, al tiempo que ofrece una experiencia de usuario optimizada.  En este contexto de transformación digital, ahora es importante conocer al cliente a distancia para ofrecer un onboarding 100% seguro.

¿Quiere saber más?

Estaremos encantados de hablar de su proyecto.

Compartir esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados

¡Síganos!