Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia de usuario y para lograr estadísticas de audiencia.
AceptoMe niego a aceptarPara saber más sobre el tema
en fr
en fr
Menu

4 razones para verificar la identidad de sus clientes a distancia

vérifier l’identité de vos clients

Con la explosión de la venta digital y en línea de bienes y servicios, la relación entre empresas y clientes ha cambiado considerablemente. La onboarding del cliente, que consiste en ayudarle a crear una cuenta o a suscribirse a un servicio, se realiza ahora a distancia y pretende ser instantánea, intuitiva y fácil de usar.

Pero, ¿cómo podemos asegurarnos de que el usuario es realmente el que dice estar detrás de la pantalla? ¿Cómo se crea una relación de confianza tanto por parte del cliente como de la empresa? Todo ello ofreciendo una experiencia de cliente fluida y agradable…

Pues es sencillo, gracias a un servicio que le permite verificar la identidad de sus clientes de forma totalmente automatizada y segura. Integrado adecuadamente en un proceso KYC (Know Your Customer), le permite asegurarse de que el usuario que quiere suscribirse a sus bienes y servicios es quien dice ser. Todo ello sin afectar a la experiencia del cliente, ya que un buen servicio de verificación automatizada sólo tarda unos minutos.

Descubra 4 razones para verificar la identidad de sus clientes a distancia, y los diferentes beneficios que puede aportar a su negocio.

 

Verificar la identidad de sus clientes para luchar contra el fraude y el robo de identidad

 

El fraude en línea, y más concretamente el robo de identidad, se ha convertido en una auténtica lacra en la era digital en todo tipo de sectores.

Le cuesta a la economía mundial miles de millones de dólares cada año, a pesar de las técnicas de seguridad puestas en marcha por los gobiernos. Pero no se queda ahí, el coste humano para las víctimas también puede ser enorme. De hecho, más allá del coste financiero, el robo de identidad puede tener graves consecuencias psicológicas y exigir mucha energía y tiempo a las víctimas.

Por tanto, las empresas deben estar atentas y protegerse a sí mismas y a sus clientes contra el fraude de identidad. La integración de un servicio de verificación de la identidad proporciona esta doble protección para ambas partes.

 

Comprobar la identidad de los usuarios para verificar su edad

 

Una solución de verificación de la identidad consiste en un servicio de verificación de documentos de identidad y un servicio de verificación de la identidad por reconocimiento facial. Juntos, estos servicios garantizan que el usuario es quien dice ser cuando se registra a distancia.

Al certificar la autenticidad de un documento de identidad, la solución permite verificar la edad del titular del documento. Por tanto, garantiza que el usuario tiene la edad adecuada para beneficiarse del bien o servicio que desea suscribir. Puede tratarse de servicios destinados a personas mayores de edad o reservados exclusivamente a grupos de edad específicos.

 

Verificar la identidad de sus clientes para cumplir la normativa

 

El proceso KYC se originó en el sector financiero, y más concretamente en el sector bancario. En efecto, para evitar que los bancos se vean implicados en el blanqueo de capitales o en actividades financieras ilegales, se hizo necesario poner en marcha procesos para controlar la identidad de los clientes y el uso de sus activos.

Para responder a esta necesidad, se creó la Directiva AML/CFT (lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo). Define medidas reguladoras en torno al sector financiero y obliga a sus actores a integrar un proceso de conocimiento del cliente en la suscripción de sus bienes y servicios. Los bancos, las entidades financieras, las fintech y las aseguradoras deben cumplir ahora con estas medidas.

Pero el sector financiero ya no es el único que se preocupa, las prácticas se extienden ahora a una multitud de actores diversos, como los operadores de juegos en línea o los de telecomunicaciones.

 

Verificar la identidad para crear una relación de confianza con sus usuarios

 

El proceso KYC también puede desplegarse para asegurar los intercambios entre los actores y crear así una relación de confianza al entablar una relación a distancia. Esto es especialmente relevante en el sector de la economía colaborativa, donde los individuos se reúnen para intercambiar bienes o servicios, y donde, por lo tanto, es necesario asegurar las distintas relaciones.

Al asegurar los intercambios, se crea una relación de confianza entre los actores. Esta cuestión afecta a los servicios entre particulares, pero también a las empresas que quieren saber con quién tratan en el lado del usuario. Esto se aplica a los clientes, por supuesto, pero no sólo, ya que el KYC puede utilizarse para crear confianza en todo tipo de relaciones.

De hecho, al responder a los nuevos retos, el proceso de KYC se dirige ahora a los nuevos actores de todo tipo de sectores empresariales. Así, se diversifica adoptando nuevas variantes: KYB (Know Your Business) para referirse a la verificación de la información relativa a las personas jurídicas, KYP (Know Your Patient) que se aplica al sector médico, o KYS (Know You Supplier) para verificar la identidad de los proveedores.

 

Como puede ver, verificar la identidad de sus clientes a distancia aporta muchos beneficios tanto a la empresa como al usuario. Ya sea para cumplir con la normativa, para luchar contra el fraude o simplemente para crear una relación de confianza, el KYC se ha convertido en un paso esencial para las empresas. Para seguir siendo competitivos y fidelizar a los clientes, es importante pensar en recorridos digitales fluidos, inmediatos y seguros, y esto empieza por la fase de entrada del cliente: el proceso KYC.

 

¿Quiere saber más?

Estaremos encantados de hablar de su proyecto.

Compartir esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados

¡Síganos!